Fundación Scalabrini

CIAMI : ACOGER, PROTEGER, PROMOVER E INTEGRAR.

  • 2 Mayo, 2018

Un puente a la realización del proyecto migratorio de los y las migrantes en Chile.

Luego del gran auge migratorio de los 90, hoy el país viene sufriendo grandes cambios en su flujo migratorio, en esa época fueron los y las peruanas también bolivianas quienes encabezaban las estadísticas migratorias, hoy en día la brecha entre nacionalidades se hace cada vez más estrecha y sufre cambios considerables; podemos decir que en el orden de mayor a menor las nacionalidades que más recurren al Centro Integrado de Atención al Migrante (de ahora en adelante CIAMI) son Peruanas, Venezolanas, Bolivianas, Haitianas, Colombianas, Ecuatorianas y Dominicanas.

En este desplazamiento sabemos que el factor motivacional es acceder a un trabajo para poder así realizar su proyecto migratorio, estos están centrados en ser el sostén económico de la familia que dejaron en su país de origen, es el trabajo la herramienta fundamental para que todo migrante pueda insertarse económica y socialmente al país que los acoge, es por ello que desde el CIAMI, se viene promoviendo hace más de 18 años a la mujer migrante como una especialista en el cuidado y mantenimiento de los hogares chilenos y desde el mes de junio del 2017 amplió su misión acogiendo y promocionando a varones de distintas nacionalidades.

De acuerdo a la data registrada en la Casen, el 2015 Chile incrementó en un 6% el número de su población migrante, llegando a acoger a 465.319 migrantes, de los cuales el 51.9% son mujeres.

Siendo la población femenina un gran porcentaje de la torta del fenómeno migratorio, y considerando la idiosincrasia chilena hacia las mujeres y más aún hacia las migrantes, la realidad de la inserción y acceso laboral es cada vez un reto más complejo, sumado al crecimiento de población femenina año a año, el abanico de oportunidades para estas mujeres son cada vez más escasas. Por otro lado, los niveles de ingreso desiguales entre países de la región y las crisis políticas promueven la migración, como es el caso de la creciente oferta de mano de obra de migrantes peruanas, venezolanas y haitianas en Chile.

Dentro de la dinámica laboral existen diferentes profesiones u oficios con los que una mujer podría incorporarse al mercado laboral, pero es el caso de las Asesoras del Hogar el oficio que viene siendo el ramo pionero para que una mujer pueda acceder de manera rápida y rentable al mercado laboral y con ello lograr sus objetivos de migración propuestos. Esta postura nos invita a reflexionar sobre la  “Feminización de la migración”, término acuñado debido al incremento de la población femenina migrante y al ser un campo de investigación poco estudiada, ya que la gran mayoría de estudios apuntan al hombre como migrante, debido al rol cultural que lo establece como proveedor dentro de la figura familiar,  se entiende la falta de estudios sobre la mujer migrante asociada a la pauta social de relacionar a la mujer con la reproducción al interior de la familia y no en la producción social, siendo difícil salir del estereotipo de género asociado a las labores que debe cumplir la mujer. Es por ello que desde el CIAMI se busca empoderar a la mujer migrante no solo con un puesto de trabajo sino también a través de talleres y capacitaciones como son el “Curso de Asesoras del Hogar” donde semana a semana se les brinda las herramientas con las cuales podrán desenvolverse dentro del hogar chileno, acercándolas a la cultura, idiosincrasia y sobre todo a su arte culinario.

Por otro lado considerando el proceso de envejecimiento demográfico que experimenta el país; se viene dando una gran demanda en el cuidado de adultos mayores y el cuidado de enfermos, esto hace que las migrantes busquen contar con una mayor formación y es por ello que durante el 2017 en el CIAMI se logró un convenio con la Universidad Católica y el Instituto de Formación GyG, los cuales capacitaron a 55 migrantes sobre “Técnicas en cuidado de pacientes y adulto mayor”, logrando así una formación integral para poder brindar un servicio con calidad y eficiencia.

En el poco tiempo de funcionamiento que tiene el CIAMI varones este ha acogido a 250 hombres migrantes de diferentes nacionalidades, concentrando un mayor número en los cubanos, venezolanos y colombianos. La bolsa de empleo ha logrado colocar a 74 inmigrantes en los puestos de jardineros, pintores, garzones, cargadores de tela, coperos y ayudantes de cocina.

Estos datos hacen que la misión del CIAMI siga siendo un desafío cada vez más centrado en la multiculturalidad y la formación de las y los migrantes que ven en Chile un lugar donde poder hacer realidad sus sueños y sobre todo formar su nuevo hogar.

DATOS CUALITATIVOS 2017

  • Número de personas insertadas a un empleo : mujeres 1450 ; varones 74
  • Capacitaciones brindadas: mujeres 283
  • Personas que hacen uso del alojamiento: mujeres 15360; varones: 250

TESTIMONIO: Walter Bastidas, Venezolano, 32 años.

Salí de Venezuela por razones personales y esta determinación me ha permitido conseguir un nuevo hogar en el maravilloso país llamado Chile; creo que es muy importante estar informado sobre los procesos migratorios en este país, y el CIAMI me ayudó mucho con este tema.

Cuando migras lo más difícil es siempre adaptarse a la nueva cultura. Por eso, creo que este es el asunto en que la mayoría de los inmigrantes tenemos que trabajar más. De hecho, estamos acostumbrados a las propias maneras de hacer las cosas; pero se impone el reaprender, partiendo del respeto al país que nos acepta. Nunca pensé en emigrar al sur, pese a ello, la vida me trajo aquí y aprecio la gentileza de sus nacionales y el multiculturalismo que ofrece este país.

Los primeros tiempos son difíciles, ya que no solo lidias con los trámites legales y de instalación, sino que afloran los sentimientos de arraigo que parecías haber abandonado al tomar la decisión de partir. Llegue acá durante el crudo invierno arrasador. Creo que, al principio, mi dificultad más grande fue el idioma. Los chilenos hablan muy rápido, hay que tener mucha paciencia.

Creo que todas las experiencias que me ha tocado vivir fueron fuertes y puedo decir que ser inmigrante con los inmigrantes y hacer parte de una misma familia es muy bueno. En la casa de acogida, todos los hombres que vienen aquí nos llamamos hermanos. Es como una gran familia, donde todos nosotros estamos unidos por un vínculo que es más fuerte que el vínculo de la sangre, estamos unidos por el vínculo de la fe. Esta casa brinda acogida, confianza, orientación, fraternidad y consuelo.

No me arrepiento de haber  tomado esta decisión, a pesar de que cada situación tiene sus altibajos, y esta no ha sido la excepción. Sin embargo, la clave radica en adaptarse al sitio donde vives, llegar a conocerlo bien y disfrutar de la experiencia. En fin, entender que no son vacaciones, que es tu nueva vida.

SERVICIOS:

  • Acompañamiento espiritual y psicológico:

Cada migrante que visita el CIAMI no solo viene con sus maletas llenas de su ropa sino también con historias de vida, por ello busca acompañar y contener espiritual y psicológicamente a cada una de ellas.

  • Casa de acogida (Alojamiento y comedor)

Se brinda acogida de domingo a sábado a las y los migrantes que no cuentan con un lugar donde pernotar, ofreciéndoles adicionalmente el desayuno, once y almuerzo.

  • Bolsa de empleo

Brindando el espacio y los recursos humanos para que se facilite el diálogo entre los empleadores y trabajadores, actuando como intermediarios para hacer que la y el migrante cuente con una opción laboral justa.

  • Asesoría Migratoria y Laboral

La normativa migratoria es poco conocida tanto para migrantes como empleadores, por ello para garantizar una buena relación laboral y una buena estancia en Chile la casa cuenta con el personal calificado para brindar la asesoría y orientación jurídica en temas migratorios y laborales.

  • Capacitación

CIAMI busca que las y los migrantes cuenten con las herramientas que le permitan potenciar sus capacidades y desarrollar sus habilidades técnicas y profesionales, por ello se brinda cursos y talleres de:

  • Escuelas de asesoras del Hogar
  • Técnicos auxiliares de atención a enfermos
  • Normativa Legal
  • Autocuidado