Fundación Scalabrini

Integración regional, Fronteras Solidarias, frente la decisión de La Haya

  • 21 Enero, 2014

A las puertas de conocerse el fallo de la Corte Internacional de Justicia de La Haya sobre la controversia limítrofe entre Perú y Chile, presentamos una reflexión publicada por el Vicepresidente Ejecutivo del Instituto Católico Chileno de Migración, INCAMI, P. Idenilso Bortolotto, cs.

El texto llama a mirar los procesos de integración vividos en el último tiempo y en especial a observar la realidad de las fronteras solidarias que se han establecido y que contribuyen a la hermandad entre nuestras naciones. La fortaleza está en el reconocer el enriquecimiento cultural, religioso, social, económico y político que se ha dado en las últimas décadas. Nuestra diversidad nos enriquece, nos fortalece, y no borra nuestra identidad de hermandad.

Los procesos de integración en América Latina viven un renovado impulso político, y pese a los obstáculos, avanzan en diferentes frentes y a diferentes velocidades. Actualmente vemos vigentes decenas de acuerdos económicos regionales o subregionales. El proceso de integración más reciente es la Alianza del Pacífico. Los organismos de integración son MERCOSUR, CAN, CARICOM, UNASUR, SICA, ALBA, la Alianza del Pacífico y CELAC.
Todos estos espacios y procesos de integración, si bien están en gran http://foed.es/cialis/ parte priorizados desde una perspectiva política y económica, no dejan de ser espacios de integración de nuestros pueblos latinoamericanos. Es en este sentido que queremos hacer esta reflexión desde nuestra labor de ser y actuar como migrantes, como pueblos hermanos en especial desde una mirada geográfica que es la realidad de fronteras solidarias.
En este momento se discute en ambos países de Chile y Perú, la decisión del Tribunal Internacional de La Haya en torno a la demanda peruana por límites marítimos. Pero es cierto también, que la vida cotidiana del ciudadano peruano tacneño y el ciudadano ariqueño no es distintos y no pretende que sea, por la hermandad y la solidaridad entre ambas ciudades.
Este espacio geográfico fronterizo apoya y alienta el fortalecimiento de una nueva comprensión de las fronteras solidarias. No es un entendimiento que se expresa y asocia con confrontación ni aislamiento, sino más bien solidaridad y el reconocimiento del enriquecimiento cultural, religioso, social, económico y político que se ha dado en las últimas décadas. Nuestra diversidad nos enriquece, nos fortalece, y no borra nuestra identidad de hermandad.

Idenilso BORTOLOTTO, cs.
Sacerdote Scalabriniano
Vicepresidente Ejecutivo INCAMI